Nuestro Rincón de Cebreros 
 



Estás en Nuestro Rincon de Cebreros  > Historia y personajes > Memoria Histórica - Mártires de Cebreros



Memoria Histórica - Mártires de Cebreros

Compartir y favoritos

Observo, con tristeza, el empeño del actual gobierno en resucitar la Memoria Histórica , de modo mutilada, porque lo que leo se refiere solamente a la represión de la época del franquismo. Nada se dice de lo que ocurrió durante la guerra en el bando republicano. Vaya por delante que repudio cualquier tipo de violencia, venga de donde venga, por mis principios humanos y cristianos.

Los hechos que voy a relatar los he vivido en primera persona, no están manipulados: En Cebreros ( Ávila ) fueron detenidas 82 personas en agosto de 1936, por milicianos del Frente Popular, sin causa alguna; tras tenerles encerrados dos meses, fueron trasladados en camión con dirección a Madrid el 3 de octubre de 1936, pero en Pelayos de la Presa les bajaron y fusilaron a casi todos, a orillas de la carretera, quemando sus cadáveres con gasolina en una fosa. Los restantes siguieron hacia Madrid, donde fueron fusilados a orillas de la carretera de Extremadura, a la altura del actual Hipercor, el día 4 de octubre. Entre esas 82 personas estaban mi padre Mariano Navas Prieto, su hermano Luciano, su cuñado Fernando Díaz y mi abuelo Luciano Navas Díaz.

Como consecuencia de tal barbarie, mi madre se quedó viuda y con 3 hijos menores; mi hermana de 16 meses, mi hermano de 3 años y yo con 6 años. Una tragedia enorme para nosotros, al igual que para el resto de las familias de los fusilados, que entre viudas y huérfanos se calcula quedaron unas 250 personas. Los fusilados no habían cometido ningún delito, simplemente fueron asesinados por ser católicos, emprendedores y trabajadores. La mejor gente de Cebreros. Nuestro padre era el Presidente de Acción Católica.

Aquellos milicianos cometieron un crimen horrendo. Nada hay que justifique la muerte de seres humanos, y menos aún sin causa alguna ni juicio, como en este caso.

Al abuelo de J. L. Rodríguez Zapatero, al menos, le hicieron un juicio y allí tuvo la posibilidad de defenderse.

A mis abuelos maternos, a mi madre, a mis hermanos y a mí nos quisieron quemar dentro de la casa; ya tenían preparados los bidones de gasolina, pero la intervención de un vecino de izquierdas llamado Luisón, lo evitó haciéndoles ver que ya nos habían hecho bastante daño. Nos requisaron nuestros bienes echándonos de nuestra casa e instalando en ella el Gobierno Civil de Ávila.

El día 10 de octubre entraban en Cebreros las tropas nacionales, pero el día anterior los que mandaban en el pueblo quisieron reunirnos en la Plaza de España a todos los familiares de los fusilados con la excusa de informarnos cómo y dónde se encontraban aquellos, así como para resolver problemas de alimentos, cuando sospechamos lo que pretendían era concentrarnos allí con el fin de ametrallarnos y seguidamente, antes de la huida, incendiar el pueblo. Como se ve, eran unas bestias criminales. ¡ Cuánta maldad corresponde a los malos canallas.!

En aquel momento aún ignorábamos la muerte de nuestros familiares. Se supo hacia el día 20 de ese mes, y el día 24 ya estaban enterrados en el Panteón de Cebreros todos juntos, lo que se hizo a nuestra costa, sin esperar a que nadie nos pagara nada. Eran nuestros padres, abuelos, hijos……. ¡ ERAN NUESTROS MUERTOS !

Nunca fuimos “Niños de la guerra”, calificación dada por el gobierno socialista a los que trasladaron a Rusia. En casi todos los casos no recibimos ningún privilegio de Franco. Pudimos, con ayuda de nuestras madres y abuelos, salir adelante y con la educación recibida de nuestros mayores no odiar a nadie. Valga como ejemplo lo que mi madre nos decía: que si la llamaban para declarar si conocía a unos que estaban detenidos en Alcorcón y que se creía eran los asesinos, a ella le aterraba la idea de cuál sería en ese momento su comportamiento: no podía ser desleal a su marido, nuestro padre, por lo que la falta de él representó en todo orden de cosas, no pudiendo gozar de sus hijos viéndoles crecer. Tampoco ayudar a nuestra protección y educación, por lo que toda la carga tuvo que ser para nuestra madre. Pero le horrorizaba la idea de la suerte que correría la familia de aquella gente, su mujer, sus hijos….Gracias a Dios no tuvo que ir a prestar declaración, fue un alivio para ella. Nuestra madre era pequeña pero de gran fortaleza.

Con ayuda de nuestros abuelos maternos nos sacó adelante, enseñándonos a ser honrados y trabajadores, pudiendo darnos una formación digna, siendo queridos y respetados en nuestros trabajos. Tenemos que dar gracias a Dios por la madre que tuvimos.

Desgraciadamente de nuestro padre yo soy el único que guarda algún recuerdo, pues mis hermanos eran muy pequeños. Murió cuando tenía 33 años, con toda una vida por delante. Los que le conocieron siempre nos dijeron que era una gran persona y muy trabajadora, que no había hecho nunca mal a nadie. Gozaba del máximo afecto y consideración, excepto para los que le mataron.

Con tal atrocidad Cebreros quedó paralizado. Habían matado a los mejores del pueblo, se notó en los años siguientes. Las viudas no tenían con que criar a sus hijos tan pequeños; nosotros no tuvimos conciencia de la tragedia que nos tocó vivir. Gracias al cariño y el mimo que recibimos nos unimos como una piña.

Como única respuesta a los que habían sido detenidos por su colaboración en la detención y muerte, a su regreso a Cebreros, se les recibía llamándoles asesinos, sinvergüenzas, canallas, pero nada más, un desahogo lógico.

Al entrevistarme con cerca de 60 familias para la confección de la esquela del 70 aniversario del fusilamiento de los Mártires de Cebreros no hemos podido evitar las lágrimas al recordar a nuestros padres, hermanos, abuelos, familiares…..

Nadie nos ha pedido perdón por el daño hecho, ni antes ni ahora. Ya es hora de que lo hagan. Lo exigimos todos los familiares de los asesinados.

Mariano Navas

Cebreros, 20 de marzo de 2007

Compartir y favoritos
 

Colaboradores



Anuncios

Luciérnaga Azul - Ilustración - Diseño gráfico

Servicios

Cebreros en el mundo

Cebreros en el mundo

Galería de fotografías

Galería de fotografías

Webcam antena de la ESA

Webcam antena de la ESA

El tiempo en Cebreros

El tiempo en Cebreros

Pantano de El Burguillo

Pantano de El Burguillo

Contacta con nosotros

Contacto

Síguenos en facebook

Síguenos en facebook

Síguenos en YouTube

Síguenos en YouTube




Nuestro Rincón de Cebreros - 2017

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.